domingo, 12 de junio de 2011

El equipaje de los sueños



Fui a ver una obra de teatro con mi novio, un buen amigo mutuo nos regaló boletos para las obras del 29 Festival de teatro de la ciudad y como no aprovechar la ocasión de ver obras locales en una competencia, que además se representan en el recién remodelado Auditorio Benito Juárez, que dicho sea de paso quedo muy bien!
Ayer vimos una que no me gustó tanto, esta en cambio, me estrujo el corazón, es una obra que habla de un encuentro de una mujer que llega cargando equipaje (2 maletas) y un hombre al que le pide ayuda para tomar un taxi, el hombre se ve cansado cargando una maleta azul, el viste de negro, gabardina, botas tipo militar, pantalón y camisa negras, se ve exhausto cargando su maleta y desmejorado en su apariencia, ella, viste de colores vibrantes, rosa fucsia, falda a flores, diadema combinando con su atuendo, tacones, sombrilla de encaje rosa y es muy entusiasta. En lo que empiezan a interactuar entre que consiguen taxi y no, empieza a gestarse una relación basada en pura ficción de ambas partes, ella insiste en cenar con él, él quiere irse a cenar a otro lado, ella empieza a imaginar una casa, pone sus maletas como si fueran muebles y con un tono encantador y un tanto cómico empieza a involucrarlo en su fantasía donde ella y el son una pareja, él se resiste, aunque poco a poco empieza a ceder, ella le cuenta lo que imagina, saca de sus maletas un florero y lo manda a traer agua, saca unas flores, se cambia el calzado y se pone unas cómicas pantuflas rosas que más bien son unas botas tejidas, y el empieza a seguirle el juego, cuando ella le cuestiona por la maleta él le dice que la deje, que no es de ella que es de EL y que no la meta en esta dinámica, dinámica de la cual empieza el a colaborar, a incluir sus sueños, y cuando menos pensamos están viviendo el ideal de el de cómo vivir, ella lo abraza, lo acaricia y lo llama QUERIDO él se deja querer, pasa la obra y terminan simulando la construcción de una casa, de un barco, y muchas cosas más, los vemos contentos, él incluso se nota que siente algo por ella, la abraza, la besa en la frente, pero él insiste en vivir SU fantasía que es volver al principio de la vida, a lo básico, prácticamente a la era de los cavernícolas, solos EL y ELLA, ella empieza a resistirse, ella quiere hijos, quiere una casa, extraña las calles, las cosas, la luz, y es cuando el repentinamente se queja de lo que habíamos visto en el inicio de la obra, de un dolor en el pecho, y muere….
Cuando muere, ella extrañamente lo primero que hace es abrir la maleta que el tanto defendía, y la encuentra VACIA… y es cuando empieza a llorar sobre el pecho del hombre tendido en la calle. llora y se lamenta, empaca sus cosas que había sacado de sus maletas, recoge todo y toma la maleta del hombre sin vida, se acerca al escenario cargando las 3 maletas y dice: Ahora voy a cargar una maleta más el resto de mi vida….

Debo decir que esta obra me toco el corazón, en mi humilde interpretación de la obra, el hombre y la mujer coinciden en un punto en la vida cada uno cargando su propio equipaje, ella lo trae LLENO de sueños, de anhelos, sabe lo que quiere, y se aferra a este hombre enfermo, herido y triste y ella intenta vivir una vida con él, así como el, que se deja seducir por el entusiasmo de ella y trata de construirle un barco que los lleve a ningún lado, pero cuando la realidad los alcanza, el esta VACIO y listo para morir, y el sueño termina aquí, con una mujer que cargara el resto de su vida una maleta vacía de una relación estéril que vivió al lado de un hombre que ya no tenía nada que darle.
Así creo yo que somos los seres humanos, lo creo firmemente porque mi novio y yo la mayor parte del tiempo nos la pasamos riéndonos de la mujer que curiosamente hacia muchos gestos como yo, el cómo lo trataba con un cariño desmedido, y lo estrujaba y lo apapachaba muy a la fuerza aferrándose al hombre, así muchas veces soy yo. No es mi historia gracias a Dios, mi historia se escribe hoy con tinta de ambos, la estamos escribiendo juntos, a veces como toda buena mujer yo me acelero y quiero todo el cuento YA!, pero el hombre que me acompaña hoy en día me frena a besos, con dulzura y pone mis pies sobre la tierra, juntos caminamos y veo con fortuna que ambos cargamos maletas con cosas que ofrecernos mutuamente.
No siempre ha sido así, me ha tocado vivir, y presenciar historias parecidas, donde no es culpa de ninguno, solo de la vida que llegas a un punto donde tienes que abrir tus maletas y ver que es lo que tienes dentro de ellas para construir una historia que pueda continuar.

EL EQUIPAJE DE LOS SUEñOS
Una gran experiencia en el teatro… definitivamente

Les dejo la reseña del programa de mano..

Dos mundos, dos personajes, el y ella. Sus circunstancias, sus encrucijadas, sus coincidencias, sus huidas, sus heridas, sus cicatrices y sus desencuentros. Inmersos en el universo cotidiano y existencial de cada uno de ellos, vagando, ciegos y voraces entre sus sueños, sus alegrías, sus tristezas, sus temores, sus razones, sus sinsabores, sus ideas, sus criterios. Entrelazados en una historia en que se funden sutilmente la imaginación, la soledad, el humor, la luz de la una y las estrellas con una pincelada de dramatismo y ternura poética.

1 comentario:

Martuchis dijo...

Que fregona historia y que hermosa la imagen que ilustra el post.

El teatro es mágico siempre y es curioso, yo en varias ocasiones y en distintos escritos he ejemplificado también que todo lo que una persona carga va adentro de una maleta que no siempre mostramos de manera tan fácil y que muy pocas personas han conocido el contenido completo en su totalidad.

No me enteré de que había ese festival, me hubiera encantado verla.