martes, 11 de septiembre de 2012

Un café para ti, porque te pensé....



Hoy volví a pensar en tí, a pedir por tu vida, porque estes bien, porque seas un hombre bueno y sano, que este esperar a nuestro encuentro este lleno de aprendizajes y buenas cosas para tí y para mi... Hoy bebí café y pensé que un día no muy lejano, veré tu rostro frente al mío con un par de tazas de café entre nosotros mientras esperamos la temperatura perfecta para beberlo y bebernos...
Brindé por tí con ese café amor mío, salud! ausente de mi vida... porque pronto disfrutemos de esta taza de café juntos...

Salud!


y mientras tanto.. un poco de nostalgia con el maestro Sabines:

He aquí que tú estas sola...
He aquí que tú estás sola y que estoy solo.
Haces tus cosas diariamente y piensas
y yo pienso y recuerdo y estoy solo.
A la misma hora nos recordamos algo
y nos sufrimos. Como una droga mía y tuya
somos, y una locura celular nos recorre
y una sangre rebelde y sin cansancio.
Se me va a hacer llagas este cuerpo solo,
se me caerá la carne trozo a trozo.
Esto es lejía y muerte.
El corrosivo estar, el malestar
muriendo es nuestra muerte.

Ya no sé dónde estás. Yo ya he olvidado
quién eres, dónde estás, cómo te llamas.
Yo soy sólo una parte, sólo un brazo,
una mitad apenas, sólo un brazo.
Te recuerdo en mi boca y en mis manos.
Con mi lengua y mis ojos y mis manos
te sé, sabes a amor, a dulce amor, a carne,
a siembra , a flor, hueles a amor, a ti,
hueles a sal, sabes a sal, amor y a mí.
En mis labios te sé, te reconozco,
y giras y eres y miras incansable
y toda tú me suenas
dentro del corazón como mi sangre.
Te digo que estoy solo y que me faltas.
Nos faltamos, amor, y nos morimos
y nada haremos ya sino morirnos.
Esto lo sé, amor, esto sabemos.
Hoy y mañana, así, y cuando estemos
en nuestros brazos simples y cansados,
me faltarás, amor, nos faltaremos.


1 comentario:

Martuchis dijo...

¡A-D-O-R-O estos postsss!!!

En medio del vapor de ese café imaginario, yo también me sumo al deseo de que pronto se encuentren frente a frente.

¡Gracias por compartirlo Vicky!