miércoles, 11 de julio de 2012

Mi nueva realidad....


Hoy pagué el ultimo cheque del traspaso de mi nueva casa, un lugar que tengo un año pagando con amor, con ilusión y con mucha alegria. Aunque la situación para ocupar esta casita ahora ha cambiado, la verdad que la alegría de cumplir con un reto personal es muy reconfortante.
Tengo muchas ideas para decorarla, para empezar a diseñar mi futuro en ella, independiente y féliz.
Hoy llovió mucho en Juárez, dicen que la lluvia es abundancia y fertilidad, espero que eso se vea reflejado en en mi nuevo proyecto de vida.

Me gustaria concluir este post con solo esto, pero no puedo dejar de desahogar mi sentimientos, que en un dia tan féliz como hoy, me tocó ver al ex-amor de mi vida.. iba justo enfrente mio, se detuvo en un semáforo rojo, yo me detuve detrás, vi un par de brazos en el asiento del copiloto... ahi estaba el con su realidad, y yo detrás en la mia... reflexioné que quizá así siempre fue mi vida con el, el adelante de mí, y yo detrás... por eso las cosas no se dieron, porque cuando no estas viendo hacia donde mismo no puedes llegar al mismo punto en la vida...
Y así en cuanto la luz se tornó verde ellos dieron vuelta a la izquierda, yo seguí derecho. Incluso en esto también hay una reflexión no??? yo sigo caminando hacia donde mismo...

Ha sido un día muy intenso, muy....

1 comentario:

Martuchis dijo...

Este post me trajo tantos tantos recuerdos, porque cuando a mi me entregaron mi casa (hace como 7 años), estaba pasando una situación muy similar (con la diferencia de que yo no hacía planes para vivir con alguien ahí, mi idea era irme a vivir sola).

Entiendo perfecto Vicky lo que se siente pasar por todo eso, en este momento yo también estoy en una especie de "desprendimiento" de una persona que quiero muchísimo y si duele y un montón...

Sólo queria comentar eso, que me vi muy reflejada en este post hace algunos años atrás, pero a pesar de que yo todavía no he podido habitar esa casa, tener un espacio propio siempre representa una posibilidad aunque incierta, de una vida diferente... Depende de nosotros el color que le pongamos no sólo a las paredes sino al crisol con el que queremos ver esa nueva vida.

Seguramente aunque el camino cambió, muchas cosas buenas vendrán.

P.D: Me dio mucho gusto nuestro encuentro de hoy, justamente venía pensando en este post, que leí ayer y fue como si "os" hubiera invocado.

Un abrazo Vicky.