jueves, 7 de julio de 2011

autosuficiente


las relaciones humanas son raras, siempre lo digo
y en cuestiones de amor se vuelve aun mas profundo y complicado
es esa sensacion de necesitar estar pegado el uno al otro la que de repente hace que la magia se pierda, MEA CULPA lo confiezo, soy una corcholata con mi pobre novio, y de repente lo ahogo
y seguramente tambien lo hace el conmigo, solo que no me doy cuenta, bueno el caso es ese, por amor exprimimos hasta la ultima gota del ser amado, lo asfixiamos y luego nos quejamos que el pobre este un poco "up to the mother" de nosotros mismos

no me gusta ser posesiva ni celosa
pero quiza es que como diria Benedetti, tu estrategia funciono y hoy te necesito...
no te ausentes,


yo digo...

2 comentarios:

Mr. Magoo... dijo...

Que cierto es lo que aqui expones. Creo que facilmente uno cae en esto, y sin darse cuenta es como la rutina invade y pues... "vale madre"... no hay otra expresion.
Lo bueno es darse cuenta y pues intentar, aunque como ya has expuesto antes, es bien dificil pero es parte del show, la naturaleza humana y todas esas cosas...
Yo a veces creo tanto en la magia, luego dejo de creer, en fin, o me falla o me funciona la estrategia (maestro el Benedetti verdad?)
Un abrazo... que fregon post!

Martuchis dijo...

Creo que a todos nos pasa eso, que cuando tenemos alguien valioso a nuestro lado, queremos aprovechar a tal grado el tiempo que a veces lo "atropellamos" literalmente hablando...

Eso es también parte de los apegos y de las cosas que a nivel interior tenemos que trabajar; porque se sufre de verdad cuando uno necesita tanto a alguien, a mi me ha pasado también y es de las cosas que más me cuestan ahorita y de las que me dan miedo si volviera a estar cerca de alguien...

Pero bueno, somos humanos y esa una reacción muy natural reaccionar así Vicky, la onda es no permitir que eso nos domine, porque ahí si está del nabo.

Muy buen post.