jueves, 21 de enero de 2010

Otro jajajajaja


pues no tengo que postear pero me rei con este chistin otra vez.. les gusta o ya no publico chistes???

Una anciana muere y llega al Cielo.
En las puertas del mismo se encuentra con San Pedro, y se ponen a conversar.
De repente escucha unos gritos espeluznantes.

-No te preocupes por eso -le dice San Pedro-. Es sólo que le están haciendo los huecos en la espalda a alguien para ponerle las alas.

La viejecita se pone un poco nerviosa con esto, pero continúa conversando.
Diez minutos más tarde, se escuchan nuevos y escalofriantes gritos.
-¡¡¡Pero, Dios mío!!! -exclama la anciana-. ¿Y ahora qué está sucediendo?
-No hay nada de qué preocuparse -le contesta San Pedro-. Lo que pasa es que están haciendo las perforaciones que se necesitan en la cabeza para instalar las aureolas.
-¡Ah, no, eso sí que no! -dice la viejecita- ¡No soy capaz de resistir todo esto! Mejor me voy al infierno.

-¡Pero no puedes hacer eso! -le dice el Portero Celestial- ¡No te puedes ir al infierno! ¡Allí abusarán de ti y te violarán!

-¡¡¡No importa, para eso ya tengo los huecos hechos !!!

3 comentarios:

Típico Hombre de Mal Morir dijo...

hay hay hay viejita coquetona esta!!! buen chiste!! que risa!! un beso!

Jessie dijo...

Ay ay, ahora sí entendí los huecos incluídos, uy!!!

Bueno, cómo sabés que te perforan la espalda y la cabeza para ponerte las alas y la aureola? Yo pensaba que las alas salían solas, y que la aureola iba flotando sobre la cabeza. Bueno.

SYD

Atte:
Jessie

Martuchis dijo...

¡Éjele! ese chiste ya me lo sabía, pero también me dio mucha risa la primera vez que lo escuché.

Saludines Vicky,