jueves, 18 de septiembre de 2008

Y la tierra temblo.....



Eran alrededor de las 3 de la tarde, el Duende llego por mi en ese bocho verde perico que teniamos. Me subi, la salude, como siempre, con el uniforme todo desaliñado, con la camisa de la escuela llena de frutsi de uva por aquellas interminables guerritas del recreo, yo cursaba el tercero de secundaria en esa temible escuela de monjas en la que tuvo a bien mi madre meterme para “darme una mejor educacion” y bueno quiza un dia hable de eso porque si, hubo educación!, tal vez no la que mi madre pensaba pero como diria la nana Goya esa “es otra historia”.
Regularmente despues de clases teniamos alguna actividad en “Juarez” ya que nosotros viviamos en Satelite y en esa epoca era como vivir fuera de la ciudad, se marcaba larga distancia 91-168 y luego tu numero me acuerdo, eran las epocas en que marcabas un numero no me acuerdo bien pero creo que era el 8 y tenias tono americano los que son de Juarez saben a lo que me refiero. En fn, esa tarde no me pregunto si teniamos que llegar a la Casa Mary´s, o si teniamos que ir a algun banco o a algo, no, esa tarde no…. Se encamino hacia la casa, y en el camino me dijo: “Hoy paso algo muy feo nena, no quiero que te asustes, pero paso algo muy malo” a mi el corazon se me apachurro, en esas epocas a una adolescente de 14 años no le han pasado todavia ninguna tragedia, salvo que habia fallecido mi abuelo materno yo no recuerdo ninguna tragedia en mi vida, y vino la terrible noticia. TEMBLO EN MEXICO, y yo…. Y? siempre tiembla mama, pero la expresion de su rostro cambio, no se consterno demasiado ya que iba al volante y cabe mencionar que el Duende siempre ha sido muy precavida MUY. Pero sus ojos se nublaron, su voz cambio. “Temblo muy feo nenita, y pues… necesitamos irnos a la casa porque debemos ver que paso con nuestra familia”, yo no entendia nada, un zumbido empezo a darme vueltas en la cabeza, un sentimiento de que algo no estaba bien…. Me quede callada, pensativa, no preguntaba nada. El silencio le ayudo a mi madre a recobrar un poco de fuerza, me imagino a la distancia la preocupacion, la angustia de esa mujer teniendo que manejar un gran trayecto cuando aun no sabia nada de sus seres queridos. Ya ibamos por la “carretera” es la Juarez Porvenir hoy que esta completamente poblada y que en esos años tenias un tramo de sembradios de algodón pasando las maquiladoras, en las orillas vendian sandias, elotes rancheros, cosas.. nosotras pasabamos ese tramo diariamente, y en ese dia, ese tramo fue el que nos sirvio de escenario para hablar como yo creo fue la primera vez o sino tal vez de las primeras hablar de Mujer a Mujer, yo le pregunte: “ya saben algo de mi tia mama?” y ella solo con la cabeza me decia que no, y yo “y mi papa mama?” tampoco nenita, de nadie se sabe todavia nada.

Llegamos a casa de mi tia, en esa epoca viviamos ahí, ahí estaban todos, mis primas, mi tia, todos llorosos, en el Canal 44 habian empezado una transmision local directa que intentaba informar a toda la gente lo que pasaba pero no ayudaba mucho animicamente porque las noticias NO ERAN BUENAS. Yo me acuerdo que me fui a mi cuarto, esa habitacion que mi tia tuvo a bien darnos a mi madre y a mi, ahí me recoste en mi camita y me dormi, dormi y dormi, horas! Nunca he sido de dormir siesta pero supongo que no queria estorbar, que queria evadirme.

Mi papa llamo primero, Gracias a Dios tuvimos al menos una noticia, un rato mas tarde ya casi de noche pudieron comunicarse con mucha interferencia con mi tia, todos estaban bien, y asi poco a poco, primos, tios, parientes que tenemos fueron reportandose. En mi familia no tuvimos perdidas ni de casas, ni de familiares, una primita perdio a su novio porque era voluntario en la Cruz Roja y murio ayudando. Pero puedo decir hoy a 23 años de la tragedia que Dios nos Bendijo como siempre y nos dejo estar a todos juntos para hoy guardar el luto de ese 19 de septiembre de 1985. Ese dia que el mundo volteo a vernos para tendernos una mano, ese dia que salieron verdaderos HEROES de sus casas a buscar gente de los escombros. Le pido enormemente a Dios que estas tragedias no sucedan mas, China acaba de pasar por algo similar, y recordemos a todos aquellos que son victimas de desastres naturales como ahora tenemos a Parral o muchos otros.

Una oración por toda aquella persona que este dia recuerda un golpe en su corazón como yo, a aquellos que vivimos a la distancia en otras ciudades, otros paises la angustia de pasar horas sin saber de su gente. Una abrazo solidario a aquellos que perdieron a alguien, a aquellos que no tuvieron la suerte mia. Un enorme beso de esta ciudadana del DF que ha sido acogida por este hermoso desierto desde el cual sigo amando a mi adorada Ciudad de Mexico.

5 comentarios:

Mr. Magoo... dijo...

Vicky, lo recuerdo perfectamente (aunque suene como a doblaje de "rescate 911"), mira, te llevo un anio, yo estaba en primero de prepa, y recuerdo que las calles estaban demasiado calmadas. En los pasillos de la prepa ya se rumoraba todo esto pero sin datos precisos, era practicamente imposible acceder a la informacion. En cuanto llegue a mi casa, recuerdo que mi mama y yo pasamos horas, horas con una radio que yo tenia de esas de "onda corta" tratando de captar seniales radifonicas mas lejos. Captamos un noticiero, todo a cuenta-gotas, despues vendria la transmision de jacobo por la W con su telefono del auto.... en fin. Cabe mencionar que yo no tengo familiares en el DF, pero tenia amigos, despues supe que estaban bien, y que en algun momento ayudaron en lo que se pudo. Despues supe que un companiero de la prepa, su papa fallecio en el Regis, en fin, fue algo que nos toco, nos marco de cierta manera, nos dolio mucho, aun a los que estabamos lejos, aun sin tener vela en el entierro, agarramos la velita y rezamos y pedimos a Dios y nos solidarizamos, enviamos despensas, que se yo, toco nuestras vidas. Se que a algunos les toco mucho mas fuerte que a otros, pero de alguna manera, siempre recordamos esta fecha, con algun minuto de silencio, con alguna imagen, con una oracion, con un abrazo.
Saludos Vicky, muy emotivo...

Sabrina dijo...

Me acuerdo perfectamente de ese dia, el canal 2 se fue completamente; fue una tragedia tremenda, pero al mismo tiempo, dejo ver la unidad de un pais golpeado; es lo unico rescatable de estos momentos dificiles de la vida.
Buen fin de semana!!!

nurimoon dijo...

Si, que triste son esas desgracias, y cuando son tragedias por efectos de la naturaleza da impotencia y hay que rogarle a Dios que no las suelte nunca más, ahora si que ni aqui ni en China.
Pero tambien que dejen ya de hacer pruebas nucleares y cuidar la contaminacion, eso si esta en manos de los humanos y con eso se pueden evitar tantos desajustes en nuestro planeta.

Te mando un beso.

Martuchis dijo...

Vicky:

Yo también me acuerdo perfecto de ese día, estaba en 5to o 6to de primaria y me acuerdo que nos dieron la noticia en la explanada de la escuela.

Yo no sabía lo que era un "Sismo", pero ese año lo entendí y para mi fue muy impresionante ver en la tele como sacaban de los escombros a bebés recién nacidos que aguantaron muchos días atrapados entre los restos de un hospital.

También es memorable la narración de Jacobo Zaludovsky y lo que más nos conmovió a todos fue como el país entero se unió para sacar adelante el país.

A 23 años de distancia, México está otra vez colapsado, pero ahora por la violencia y el terrorismo, ojalá pudieramos unirnos como en aquella ocasión en que no importaba quien eras o a que te dedicabas, pues todo mundo tenía una sola consigna: Ayudar.

Creo que en esa ocasión México le dio una gran lección al mundo entero, y ojalá no tuvieran que pasar desgracias como la del 85 para poder estar unidos así.

Por último, aunque nosotros vivimos en Juárez, después del terremoto del 85 todo México quedó marcado y he escuchado muchas historias de gente que vivió desde diferentes perspectivas esta tragedia.

Me uno a las oraciones por las personas que fallecieron ese día y por sus familias.

Muy buen post Vicky.

Carlos Rubalcava dijo...

Pues la neta yo no me acuerdo de ese día, pero pues tampoco me acuerdo de mucho en toda esa década.

Eso es algo que siempre me ha gustado de Juaritos, que (en cuanto a desastres naturales) somos la ciudad más segura del mundo, me cae: no tiembla, no caen huracanes ni tornados, nada de inundaciones... si mucho uno que otro ventarrón de vez en cuando y una encharcadera cada vez que llueve.

De lo que sí me acuerdo bien era de Satélite en aquella época. Mi hermana me llevaba con ella cuando daba clases en la Fidel Ávila y recuerdo la odisea que era llegar o regresar en invierno, porque muchas calles no estaban pavimentadas, y con las nevadas o las lluvias era bien "divertido" quedarse atascado. Y sí era toda una aventura regresar a "Juárez" :)