sábado, 5 de septiembre de 2015

Mi ausente


En estos días he tenido la oportunidad de revivir el amor de mi vida. Tal cual, simple y claro, el amor de mi vida, Tony regresó de la manera más inesperada y no sé por cuanto tiempo, pero espero que esta temporada dure más que todas las que hemos vivido juntos. Nuestra historia parece no dejar de escribirse, nos aferramos a sentimientos pasados, a situaciones frescas y autenticas que nos permiten amarnos uno al otro como si fuera la primera vez.

Cuando hablo de la primera vez hablo en serio, Él fue el primero en todo en mi vida, mi primer amor real, y lo ha sido en muchos sentidos, la comunicación física y emocional fluye de una manera que nunca he podido tener con otro hombre, y miren que se agradecer los tiempos y momentos de aquellos que han decidido pasar un tiempo a mi lado, sin embargo con el es así, es total y completamente. Somos sólo él y yo.

En este blog he brindado muchas veces por mi ausente, por encontrar a ese que me acompañará el resto de mi vida, siempre brindo por esos momentos románticos y sublimes que pudiéramos pasar juntos. Pero hoy todo cambió....

Hoy ví a una amiga abrazar a sus hijos, dos niños adoptados que son hermanos de sangre y que se entregaban uno y otro a ella como su verdadera madre. Todo quedó claro. Mi ausente no es mi compañero, mi ausente es ese niño que llora en la vida porque no tiene a su madre junto a él. Mi ausente es aquel al que yo puedo proteger, ayudar a crecer y catapultar a una vida mejor. Extrañé esa parte de mi vida y de mi plan. Quiero ser madre, quiero adoptar, quiero a ese niño al que puedo regalarle toda mi vida y hacer de él un ciudadano ejemplar.

Por tí mi vida brindo hoy, por conocerte, porque la vida me permita lograr esa meta, porque un día de tu boca yo escuche la palabra MAMÁ, porque de tus brazos reciba el abrazo más sincero y porque pronto la vida nos permita conocernos.....

Por tí mi amor..... mi amor verdadero.

Y gracias a la vida por permitirme este tiempo con el amor de mi vida, porque gracias a que eso esta sucediendo es que puedo darme cuenta de lo que realmente quiero. Sé que este hombre sabrá acompañarme en esta aventura con ó sin mí. Lo mejor que sea para todos.

1 comentario:

Martuchis dijo...

Este ha sido un tema de innúmerables pláticas que ya hemos tenido, y yo también estoy sorprendida de como se va transformando esa imagen del famoso "ausente"... Dicen que la vida siempre nos sorprende, y yo agregaría que a veces lo hace de maneras inimaginables....

Ojalá que ese sueño tan hermoso se convierta en realidad.