martes, 4 de junio de 2013

Cara Dura



Hoy tuve una conversación con una persona que sufre mucho, sufre y se le nota realmente. Es una persona que traicionó a otra de la manera más vil que se puede traicionar. Engañó y se burló de la confianza ciega que le tenian. Hoy sufre y sufre de verdad.

Una de mis filosofías de vida es que en esta vida hay que dar la cara aunque sea para que te la rompan, yo con todo el cariño que le tengo, no pude decirle que lo sentía, porque no lo hago. Las personas que traicionan deben pagar las consecuencias de sus actos. Así es y así debe ser. Ni modo. Hay que tener la cara muy dura cuando se quiere ser cabrón (a).

1 comentario:

Martuchis dijo...

Yo creo que debe ser feo que a alguien lo traicionen y peor aún ser uno mismo quien traiciona. Me imagino que no se tiene paz y no se puede volver a mirar a los ojos a esa persona igual.

Me pongo en los zapatos de la persona a la que hace referencia el post y me imagino que debe sentirse del nabo...

Creo que en ese sentido he sido muy, muy afortunada. Las personas que están a mi cercana, y que son menos de cinco, jamás me harían daño, todo lo contrario, una de ellas siempre me defiende y me protege, pero también me dice y me hace ver las cosas de una manera realista, y para alguien como yo que se la vive soñando despierta, eso ayuda y mucho.

Como dice Vane, no hay nada mejor que ir de frente. Una de las cosas más valiosas que aprendí de ella.

Saludos Vicky y claro que por aquí seguiremos.