martes, 12 de marzo de 2013

Rompiendo cadenas




Ultimamente me ha tocado presenciar varias "infidelidades", personas cercanas a mí que o están casados, o en una relación se encuentran divorciandose, separandose ó los más afortunados llevando una doble vida.

Me pongo a pensar que el común denominador es que son personas que están en sus primeros 40s, aunque tambien hay algunas de treinta y tantos. Y es cuando la reflexión que llega ami mente es la siguiente, que pasa con esta etapa donde se supone que somos adultos y sabemos lo que queremos? Porque es ahora que resulta que no queremos respetar el compromiso que tenemos y decidimos tener relaciones extra-curriculares (por aquellos que no están casados pero están en una relación)?

No se si es que en esta época sea normal querer aferrarse a la juventud y probarnos que la vida esta aqui para vivirse no matter what???, Veo a las mujeres en particular desesperadas tomando hombres que no les pertenecen, se ilusionan, arrebatan, lastiman y no les importa, todo con tal de tener al hombre que quieren ó no pasar una noche solas.

El juego de la soltería a los 40s se vuelve muy complicado, yo vivo soltera y tengo 41, yo contrario a lo que veo, observo, peco de timida, pero juego, estoy ahí y busco, y pruebo pero me sorprende como las demás mujeres son más agresivas y atrevidas. No me quejo, mi plan es otro, yo planeo quedarme para siempre así que prefiero ser selectiva y tranquila que solo pasar un buen rato. Pero no exagero lo que digo que afuera señores, esta una jungla de mujeres sedientas y hombres que lo saben listos para vivir la vida loca. Ni a mis 20s me había tocado ver el mundo que hoy veo. Me estoy poniendo vieja y moralista? Quizá si, pero es lo que veo y que llama mi atención... se los dejo de tarea.

1 comentario:

Martuchis dijo...

Yo creo que es simplemente que el amor es un sentimiento que está muy devaluado...

Yo a veces me siento como de otro planeta o fuera de lugar, porque soy de las personas que piensa que cuando uno se enamora de alguien, no tiene ojos para nadie más... En mi caso así ha sido las pocas veces que he estado bajo la influencia de ese hermoso sentimiento, pero desafortunadamente es todavía más difícil encontrar quien piense y sobre todo sienta, de la misma maneera...

La verdad que si es todo un tema.