miércoles, 4 de julio de 2012

Me quiere... no me quiere....




En las relaciones personales todos pasamos por muchas etapas, no soy una niña y la vida me ha enseñado que el amor se transforma, y que en ocasiones las personas que mas amas son las que pueden hacerte mas daño, muchas veces con intención, otras sin ella.
Yo hoy tengo el corazón roto, ustedes lo saben porque este espacio lo uso para hablar de mis cosas, y este es el tema de mi vida actualmente. Mi relación termino y no lo hicimos bien, desafortunadamente hubo secretos, momentos y acciones que después de los días van apareciendo y te van dañando cada vez más.
Lo único que puedo decir en este respecto es que hubo días que nos quisimos mucho y otros que no, al final no me quisieron, pero lo que si sería maravilloso es no tener pruebas de los días que no me quisieron, porque esas pruebas duelen, palabras, actos, rumores que te marcan la vida.

Yo soy fuerte, educada y lucho por estar bien, esta no será la excepción, sin embargo el autoestima de las personas se lastima profundamente con palabras de extraños que vienen y te cuentan como fueron los días que no te quiso.....

6 comentarios:

Martuchis dijo...

Vicky: eso pasa no sólo con las relaciones de pareja. Pero bueno referente al tema del post hace unos días fui al estadio a caminar y me lleve una serie de podcast que por falta de tiempo no había yo escuchado y en uno de ellos hubo algo que me hizo mucho sentido, porque decían que uno se encuentra a veces con personas que nos enseñan una lección que de otra manera no habríamos sido capaces de ver o aprender.

No se trata de ser masoquista, pero sobre todo en esos días cuando alguien hace algo que nos duele eso nos hace darnos cuenta de lo que no queremos ya para nosotros y lo que estamos dispuestos a dar y lo que nos merecemos también.

No es nada fácil curar un corazón roto, a veces toma años, pero a pesar de como haya sido la separación, siempre hay que agradecer todo lo bueno, tratar de sanar lo que duele, sobre todo para ya no cargar eso en el alma y dar las gracias por el tiempo y la lección de vida.

Un abrazo Vicky y ánimo, en el camino siempre se van encontrando elementos para estar un poquito mejor.

Típico Hombre de Mal Morir dijo...

Duele, la vida parece que se va, las piernas no tienen fuerza para seguir, pero seguimos vivos y para cuando sane esta herida vas a ser mas fuerte que nunca, una experiencia mas que te va a dejar mas valor en tu vida y ""ya llegara la mañana en donde igual despertaras pensando en 'el pero ya no lo necesitaras y por fin saldras a la calle a disfrutar de tu vida como antes o mucho mejor como antes.

Siempre llega el momento de renacer de las cenizas, así que animo y que el luto dure lo que tiene que durar y después seras feliz otra vez con una nueva oportunidad.

Cuídate mucho!

Anónimo dijo...

Vicky.
Creo saber como te sientes. Una de las razones por las que deje mi blog fue porque el anio pasado atravese una situacion dificil. Las mujeres somos fuertes si, podemos soportar y salir avantes de muchas situaciones, pero a veces resulta taan duro lograrlo cuando nuestro corazon fue echo cachitos. Animo mi vicky, cuenta conmigo, un corazon tmb sanando, y que pedira a Dios que te ayude y de la fortaleza para seguir...
un fuerte abrazo.
maru

Victoria dijo...

Mi reina preciosa! mil años sin saber de ti, y que mala onda que sea en estos momentos donde por lo visto andamos con la capa caida....
no dejes tu blog
aferrate a el, yo lo hago porque es mio, mi espacio y si comparto lo bueno pues que me aguanten con lo malo jajajajaja
te quiero

Victoria dijo...

Martha:
gracias por tus palabras, sabes mejor que nadie que el temor mas grande es que pase mucho tiempo sintiendome asi, por eso quiero desahogarme y dejar esto atras...

Tipico:
un abrazo! que bueno que sigues pasando por aqui

Circe dijo...

hay!, otra vez me suena tan conocida esta parte de tu historia, mi consejo es que trates de hacer caso omiso, es difícil pero hay gente que te dice....porque te quiero te lo digo...y no es verdad, mejor que no te quieran tanto, tu guárdate lo bueno de lo vivido, no les des permiso de dañarte, total, ya pasara poco a poco, dale tiempo al tiempo. un fortísimo abrazo