domingo, 20 de noviembre de 2011

jugando con fuego


la seduccion de lograr lo imposible
de tener lo prohibido
de hacer lo que todos desearian aun y que no se deba
eso es jugar con fuego

pero es el juego que todos jugamos y en el que todos perdemos
en este juego NADIE GANA
todos perdemos
mientras dura la seduccion, la intensidad del momento oscuro, del beso robado, de la caricia que prende
todo sigue valiendo a pena
pero una vez que la realidad te encuentra, una vez que el maquillaje, la oscuridad y el alcohol se van, quedas tu, tu con toda tu miseria expuesta, habiendolo perdido TODO porque por un momento de placer
por un deseo que debio quedarse en un cajon
todo se ha ido...

jugar con fuego es sumamente seductor, creo que todos coincidiran conmigo que alguna vez se han sentido tentados a entrar en el juego de la seduccion, de las adicciones o de los actos prohibidos, sin embargo que ha sido lo que los ha mantenido a la derecha? de que se agarran???
cuentenme...

4 comentarios:

Mile dijo...

Yo me agarro de las caritas esas de pingos, pero no es tan facil a veces en medio de todo se te olvida... y entonces como te explico?...

Típico Hombre de Mal Morir dijo...

Huy! si te contara cuantas veces he sentido el calor y cuantas veces me he quemado con ese fuego, las experiecias que quedan son de mucho aprendizaje, creo que en la vida al menos una vez se debe exprimentar ese bendito y maldito fuego. Saludos!

Martuchis dijo...

A mi me pasó este año y la verdad si fue muy difícil no ceder porque si era demasiado tentador... Lo bueno fue que yo misma me di cuenta que yo estaba ¿O estoy? demasiado vulnerable respecto a esas cosas y que precisamente por eso toda ese ofrecimiento tan atractivo iba a tener la misma duración que tendría un espejismo.... Y antes de que otra cosa sucediera; yo misma pinté mi raya y dije lo mismo que vi en uno de los títulos de un post pasado que vi aquí: "Gracias pero no"....

Hace mucho tiempo una tía mía decía que el diablo no es rojo y con cuernos; se presenta en forma muy seductora y a través de algo que pega exactamente en nuestra parte más débil y vulnerable; para hacernos caer y luego mostrar su peor cara... Empiezo a pensar que ella tenía razón y en cuestión de pasiones y tentaciones prohibidas, por mucho que se disfrute a la larga además del vacío, siempre terminan mal.

Victoria dijo...

es de humanos dejarse llevar
sin embargo soy testigo del resultado de una pasion que se llevo una vida al caño
me ha llamado tanto la atencion que por eso escribo sobre eso