lunes, 10 de octubre de 2011

Te quiero matar



He estado leyendo y viendo este caso de la semana pasada
son dos mujeres que despues de una discusion terminan al borde de la muerte en las vias del metro
todo indica que es un un asunto pasional, ya que la que intenta matar a la otra le reclama que tenga una relacion con su pareja etc...

lo que pienso es, en que momento desconectamos cualquier rastro de conciencia y nos vamos hacia el lado mas oscuro?, aqui vemos a dos mujeres comunes y corrientes, y no creo que ninguna de ellas tenga algun antecedente de asesinas o algo por el estilo, es un impulso el que lleva a una a aventar a la otra, tan inexperta que incluso termina siendo la mas lastimada en el percance, y obviamente esto facilito su detencion y que puedan juzgarla, su vida acabara en la carcel ya que el delito que cometio es MUY GRAVE

por eso me pongo a pensar que es lo que lleva a que se nos desconecte todo, todo, rompamos con valores, con principios con temores y nos animemos a cometer un crimen de esta naturaleza, estamos hablando de dos mujeres que pudieron haber muerto de una manera espantosa, y que una de ellas hoy tendra que purgar una condena por algo muy grave, todo porque? por un desamor? por un engaño????

de verdad estamos mal

no? ustedes que opinan?

1 comentario:

Martuchis dijo...

Yo me enteré de este video porque lo comentaron en la radio un día entre semana que yo iba de camino al trabajo, y dejé literalmente de leer el libro que llevaba en ese momento, porque por esos días era cuando yo acababa de regresar del D.F. y precisamente fue la primera vez que me aventuré a andar sola en el metro y algo de lo que me había impresionado era precisamente que percibí mucha seguridad.

Sea como sea, debió ser una situación muy extrema la que llevó a estas dos mujeres a tener un enfrentamiento y pues más allá de juzgarlas pienso que un ejemplo como este nos sirve para darnos cuenta de como está la sociedad, de como nos dejamos dominar por las emociones negativas y eso nos puede llevar a cometer errores de los que ya no podamos no arrepentirnos, sino a remediar después... Creo que por eso antes de discutir con alguien, primero hay que bajarnos como sea el enojo, porque la verdad que dos personas enojadas, si está cañon... Más en esta época que nos ha tocado vivir.

Esto da mucho para pensar, comentar con quienes convivimos todos los días y reflexionar sobre nuestras propias reacciones ante situaciones muy extremas.