domingo, 5 de diciembre de 2010

olerte


que ganas de saber a que hueles

1 comentario:

Martuchis dijo...

Esa parte de enamorarse es muy linda, primero imaginarse a que huele y después recordar para siempre que no habrá nunca un aroma que se perciba en otra persona igual.

Al inicio de esta semana algo leía en el Twitter referente a que a las mujeres nos conquista precisamente el aroma de un hombre. (suspiro).