martes, 16 de junio de 2009

El pan y la sal


cuantas veces nos perdemos la oportunidad de disfrutar un poco mas por estar corriendo con nuestra vida cotidiana?
Hoy que he tenido la oportunidad de estar unos dias en la ciudad de Mexico, aproveche y me hospede en casa de mis primos, basicamente me parece que si no lo hago asi ni de chiste tendria tiempo para verles y disfrutarlos, esta familia y yo crecimos juntos asi que es dificil pasar mas de un año sin verlos. Ellos son una familia grande son 7 hermanos, de ellos 6 son mujeres, casi todas casadas con hijos. A pesar de la vida y sus caminos ellos son todavia del tipo de familia que se reune a comer. Unas cocinan, otras trabajan pero llegan corriendo, el caso es que cocinan fresco, diariamente ven que comeran, van a la verdureria, a la polleria, a comprar queso, tortillas recien hechas, HACEN limonada con limones exprimidos (no de polvito), o cocen flor de jamaica, parten unos mangos, preparan molito, cocen pollo... y se sientan a la mesa a compartir el pan y la sal.
Esta parte de mi familia es asi, en el norte somos unidos tanto como podemos sin embargo es mas complicado, nos vemos en un cine nos apapchamos un ratito y luego cada quien sus cosas, visitamos parientes pero nos quedamos en hoteles para "no incomodar" y pues no digo que estemos mal, sin embargo esa convivencia calida de familia se pierde.
Agradezco ENORMEMENTE a mis primos Rosales que me reciban como lo hacen, que me consientan cada uno con todo lo que tiene y con todo lo que se puede. Creanme! para mi es UNA FORTUNA. Siempre volvere contenta de saberme parte de ellos porque eso somos FAMILIA. Me voy mañana temprano del DF contenta de haber aprovechado el tiempo en trabajar, ver amigos y tambien en haber visto a mi familia. Ha sido un balance emocional PERFECTO!...

Los invito a quienes hace rato no lo hacen, preparen un guisadito, una agüita de limon, y compartan con su familia el pan y la sal...

3 comentarios:

Carlos Rubalcava dijo...

Comer rico es esencial para ser feliz. Y comer en familia aún mejor. En mi casa, sin querer queriendo agarramos la costumbre de juntarnos los domingos a comer... a veces en casa de mi hermana, a veces en la de mi mamá, etc. El papel de cociner@ se va rotando. Está muy chido que al menos UNA vez a la semana puedas ver a tus herman@s y sobrin@s. Así no necesitas regalarles una foto de ti pa' que te recuerden :)

Mr. Magoo... dijo...

Excelente, esa es la onda, la convivencia familiar, y si, se ha perdido, de alguna manera, y no creas que nomas aca en el norte, en todos lados, pero si es cierto, aca tendemos o hemos tendido a ser un poco mas frios en ese aspecto. Habra que retomarlo, si no a diario o a cada semana, pues cada que se pueda, y cuando se haga, vivirlo al maximo, terminar cantando, pisteando, lo que sea, pero todos felices, porque de eso se trata, de alimentar las almas con nuestras presencias.
Me adpotas?
Saludos.

Anónimo dijo...

Hay que bonito. QUe calido! Que bueno que te vienes tan contento vicky, disfruta cada momento. Te esperamos aca en nuestra violenta ciudad. Que tengas buen viaje!
maru de chocolate